viernes, 9 de septiembre de 2016

Theodore Mastrand, el genio escondido





Si su unidad Nana deja de hacer la cama como es debido, si emite un extraño zumbido eléctrico, si se olvida de barrer, Theodore Mastrand sabrá repararla por un módico precio. Este anciano puede hacer verdaderos milagros con las piezas que su nieto, Balthasar, le consigue en los desguaces, incluso overclockear un viejo ZB para que cocine unas jacket potatoes tal y como lo haría el último y flamante ZC. Puede hacer todo esto, cierto, pero también puede cambiar el mundo. Claro que, tal vez, todo eso de cambiar el mundo les parezca algo poco importante, y prefieran que su viejo Robodoméstico haga las mismas patatas que saborea el esnob de su vecino. Sí, eso pensaba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario