domingo, 18 de septiembre de 2016

General Giamatti, el angel caído




Responsable, tenaz, competitivo, el general Marion Giamatti siempre hace del deber un asunto personal. Es severo e inmisericorde, una apisonadora humana capaz de dar hasta la última gota de sangre en el cumplimiento de su misión. Durante las revueltas raciales conocidas como Segunda Guerra de Brixton sus duros métodos fueron discutidos en los medios públicos. Es cierto que no le hicieron especialmente querido entre los ciudadanos, pero para los sectores más conservadores supusieron la prueba irrefutable de que estaban ante su hombre, alguien que no les fallaría jamás.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario