miércoles, 21 de septiembre de 2016

Brad Curzon, el demonio sanguinario






Brad Curzon pertenece a una de las familias más importantes de Irlanda. Los Curzon están emparentados con la Nueva Familia Real Británica y tienen un enorme poder en Las Islas. Desde muy joven, Brad demostró una capacidad fuera de serie para los deportes y la vida militar. Cuando estalló la Gran Guerra de los Descalzos ya era un combatiente más que experimentado. Ingresó de forma voluntaria en el cuerpo especial Sânguero, destinado a los lugares más complicados del frente. Pronto, Brad Curzon se haría famoso por sus heroicidades en el campo de batalla, que le valieron varias medallas al valor, pero también por ser un maldito psicópata genocida. Se le reconocen las matanzas de Dragos Voda y Koprivshtitsa. El número de bajas militares asciende a cuatrocientas cuarenta y dos. Más de ochenta murieron por su propia mano.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario